Comunicación para consumir experiencias

62491913_1343376655819959_6774149490153619456_n

Por Gonzalo Vergara, Gerente General de La Q y Director AMDD.
 

No es un misterio que el desafío permanente que enfrentan las marcas para conectarse con sus clientes cada día se hace más complejo por la cantidad de estímulos a los que se encuentran afectos, la alta competencia en las diferentes industrias y por la proliferación de medios. A eso hay que agregar que los consumidores han cambiado. Ya no es un ente pasivo, no solo considera los atributos del producto, quiere sentirse representado por los valores de la marca, quiere que atiendan sus necesidades personalizadamente. Puede ser el juez más severo si la marca no cumple o, por el contrario, puede convertirse en un seguidor que lo recomendará en todas sus redes como el mejor de los embajadores. Y en algunos casos prefiere pagar por una experiencia que le signifique algo más que limitarse a consumir un producto en particular.

 

En ese contexto la comunicación se ve desafiada en dar a conocer algo diferente que será la “experiencia” que formará parte de la promesa de valor de la marca.

 

Para lograr una comunicación exitosa hay 4 claves que permitirán enriquecer las experiencias.

 

• Comunicar campañas que no digan lo que van a hacer sino que muestren lo que hacen. Aquí radica el verdadero valor del marketing de experiencias.

 

• Comunicar otras experiencias además de comprar el producto, ya sea cuando esperan la atención o durante ella misma.

 

• Continuar segmentando la comunicación con el target para conocer sus gustos y luego aplicarlos en las campañas.

 

• Estimular los sentidos en la interacción con los clientes usando el sabor, tacto, gusto, vista y olfato a la hora de crear campañas. Seguir algunas de estas claves permitirá a las marcas potenciar la comunicación de sus experiencias.

Leave a comment